La Capital, 16.de noviembre de 2009

Entra en vigencia en Rosario el nuevo régimen de registro e inspección:

La culminación de un proceso de reformas tributarias

Con la puesta en funciones del nuevo régimen para el Drei, la gestión de Miguel Lifschtiz culmina un proceso de reformas tributarias que iniciara durante su primer mandato. Las transformaciones no sólo apuntaron a otorgarle progresividad al esquema fiscal del Estado municipal sino también a la modernización, mediante la simplificación y acceso web, de su administración.

Los cambios se iniciaron con la refuncionalización en la metodología de trabajo en las áreas de administración tributaria, junto con la actualización de sistemas. Después vinieron los revalúos en la tasa general de inmuebles (TGI), primero por zonas y después una subdivisión más fina. También se introdujeron algunos cambios en tributos poco significativos para las arcas municipales.

Ahora, con la implementación de las modificaciones al Drei, la gestión municipal cierra un período de transformaciones en sus dos principales fuentes de ingresos propios.

El municipio de Rosario también se transformó con estos cambios en el primero en trabajar on line, tanto en régimen simplificado como general, con la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), lo que le permitirá ganar en inteligencia fiscal y sintonía fina sobre la actividad económica local, ya que además de contar con información en línea tendrá un desagregado más detallado de los movimientos en cada rubro.

La reforma Capital, no sólo estuvo pensada para el Drei, tal como lo adelantara al acoplarse al régimen nacional sino también a la reforma tributaria que fracasara el año pasado a nivel provincial. La muestra está en que la definición de las categorías del régimen simplificado local coinciden con las propuestas hechas para ingresos brutos por la gestión provincial en 2008 y que reimpulsan en estos días junto con “armonización” impositiva en la Legislatura.

Se introduce el “monotributo” para el Drei y se simplifican los trámites para todos los contribuyentes”.

El Ejecutivo rosarino pone en marcha desde diciembre los cambios en el tributo de derecho de registro e inspección (Drei) y en el relacionado con el turismo (Etur), que fueran aprobados por el Concejo Municipal en 2008, y que incluye un régimen simplificado al estilo del monotributo nacional y modificaciones hacia arriba y hacia abajo en las alícuotas (ver infografía). También la modernización del sistema informático, tanto para la administración como para el contribuyente, al transformarse todas las gestiones a un esquema on line.

Las reformas se encuadran dentro del convenio firmado con la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) y que la gestión local viene implementando desde 2005. En este sentido, la puerta de acceso ahora para los trámites relacionados con el Drei será la plataforma web del organismo nacional, ya que el contribuyente para operar deberá poseer la clave fiscal que otorga el ente recaudador.

El Drei es un tributo autodeclarable para todos los contribuyentes, que pagan en función de sus ingresos. En la actualidad, el 58% de las cuentas activas pagan los mínimos, de las cuales el 70% se encuadra a la categoría más baja (27 pesos por mes), ya que declaran ingresos inferiores a los 4.500 pesos mensuales.

A partir de la sanción de la ordenanza 8.362/08, reglamentada por el decreto 2.205/09, “la gestión municipal creó un régimen para pequeños contribuyentes, así como mejoras en las formas de determinación y pago para los medianos y grandes contribuyentes”, dijo el secretario de Hacienda, Gustavo Asegurado.

El viejo esquema contemplaba cinco categorías. El nuevo crea un régimen simplificado con cuatro categorías, y otro general, que se mantiene con cinco categorías pero se modifican las cantidades de empleados por categoría y las alícuotas.

Para ingresar al régimen simplificado, por el cual el contribuyente paga un monto fijo por mes (sin tener que realizar una declaración jurada), las personas o sociedades deben cumplir los siguientes requisitos para no pasar al régimen general:

+ un único local en Rosario.
+ hasta tres empleados.
+ ingresos brutos anuales inferiores a 216 mil pesos.
+ la superficie máxima no puede superar los 200 metros cuadrados.
+ que el precio unitario de venta de cosas mueble no supere los 1.300 pesos.

“Una vez realizada la adhesión el sistema automáticamente emitirá la credencial de pago, la cual se deberá presentar en las entidades bancarias autorizadas para su pago”, explicó Asegurado, quien agregó que para aquellos que se encuadren en los parámetros del régimen simplificado “también se facilita y agiliza la determinación del pago del Drei/Etur), ya que la Municipalidad junto con la Afip desarrollaron un aplicativo a través de la plataforma Osiris para que los contribuyentes carguen los datos y presenten la declaración jurada vía internet”.

Respecto a la forma de pago, para ambos regímenes, además de las bocas de pago autorizadas, también se podrán realizar a través del volante electrónico de pago.

Los cambios entrarán en vigencia a partir del período diciembre 2009, operando su vencimiento en enero de 2010.

Cómo afectan los cambios

El secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado, explicó que, de los 24 mil contribuyentes activos que pagan Drei en Rosario, con los cambios introducidos al sistema provocará que bajo el nuevo régimen simplificado “quedarán encuadrados unos 15 mil contribuyentes, de los cuales 10 mil el importe a abonar se verá incrementado en tres pesos, el resto dependerá de la cantidad de empleados en relación de dependencia”.

En tanto, el funcionario estimó que dentro del régimen general quedarán 9.170 contribuyentes, de los cuales 6.900 no sufrirían cambios en lo que pagan hasta ahora, mientras que a 1.070 aportarán menos y 1.200 tendrán que pagar más.

Para tener una referencia de la incidencia del universo de aportantes, los que actualmente pagan los mínimos generales del Drei representan el 58% de las cuentas activas, pero su aporte a las arcas municipales ni siquiera llegan al millón de pesos, el 5,45% de la recaudación del tributo.

En cambio, el 42% de los que pagan en base a las alícuotas le representan al erario rosarino casi 16 millones de pesos, el 94,55% de los ingresos por este gravamen.

 


CeATS. Centro de Administraciones Tributarias Nacionales.
Quienes Somos?
Asociados al CeATS
Autoridades
Novedades
Mapa del Sitio